Melissa Lucaz, Elizabeth Medina, Roger Salmeron, Jean Salmeron, Darío Martínez y Angel Campoverde, todos muy jóvenes y oriundos de Canoa, bomberos voluntarios gracias a BUSF – Bomberos Unidos Sin Fronteras de España

Esto  es  sólo  un  primer  paso,  pero  falta el  apoyo  de  las  autoridades  locales,  provincial  y del gobierno  ecuatoriano  para dar  sostenibilidad, ya que Canoa es zona de riesgo. 

BOMBEROS CANOA
Fotografía: Bomberos Canoa

CHAKANA NEWS. EQUIPO DE COMUNICACIÓN DE MANABÍ

Sábado 9 de febrero del 2019, 04h30 de la madrugada, aparentemente un cortocircuito causa un incendio y arde una cabaña de madera y paja en la playa de San Andrés de Canoa, parroquia manabita, una de las más antiguas del litoral ecuatoriano, fundada hace 412 años, actualmente tiene promedio 8.000 habitantes y son 37 comunidades. 

Antes y después del terremoto del 16 de abril del 2016, Canoa ha sufrido varios incendios, hace cinco años aproximadamente ardió el hotel de una norteamericana en la plaza central. Hace 18 meses ardió la casa de caña y maderas de una humilde familia ubicada al pie del cementerio (dos niñas resultaron gravemente quemadas), hace tres semanas ardió el restaurante de la playa y siempre el mismo escenario: La moto bomba del Cantón San Vicente, llega a los 20/25 minutos prácticamente a barrer las cenizas…Ellos, los bomberos, hacen bien su trabajo, pero lastimosamente están a 17 kilómetros y obviamente nunca llegarán a tiempo a este tipo de emergencias…

Este último incendio, el de la cabaña restaurante en la playa de Canoa, tuvo por primera vez nuevos actores frente al flagelo: Melissa Lucaz, Elizabeth Medina, Roger Salmeron, Jean Salmeron, Darío Martínez y Angel Campoverde, todos muy jóvenes y oriundos de Canoa, bomberos voluntarios que haciendo uso de los extinguidores y trajes anti fuegos lograron controlar y apagar esa madrugada con la ayuda de algunos habitantes de la zona.  

El Cuerpo de Bomberos de Canoa, cabe señalar es producto de la iniciativa ciudadana que recogió firmas para exigir la ordenanza municipal que dio vida a dicho cuerpo de bomberos. Al igual que Cristo han nacido sin recursos, sin casa y sin presupuesto.

El BUSF – Bomberos Unidos Sin Fronteras de España el 5 de marzo del 2018 efectivizó una donación en equipos importante: extinguidores, trajes anti fuegos, cascos, botas anti fuego, tijera hidráulica para rescates en choques automovilísticos, bomba de succión de agua, un generador eléctrico, que sirvieron en hora buena para que la tragedia del 9 de febrero no cobre mas estructuras. Un gesto amable de Jesús LLuch, Antonio Nogales y Patricia Herrera, Director de proyectos Internacionales, Presidente y representante del BUSF  en Ecuador respectivamente.

La entrega del equipo por parte de los bomberos de España ha servido pero, quedan algunas preguntas: ¿Por qué San Andrés de Canoa con 412 años de vida viene pagando impuestos por un servicio que no ha recibido nunca? (Aproximadamente existen entre Canoa y sus 37 comunidades 1.500 viviendas que pagan 1.95 $ para bomberos en la planilla eléctrica). 

Aparte del pago en la planilla eléctrica, sus habitantes pagan el impuesto predial, permisos de funcionamiento de hoteles, bares, restaurantes. Frente a todo el servicio de alcantarillado deja mucho que desear, no hay muchas calles que digamos (la mayoría cuando llueve son verdaderos lodazales que sufren los niños que asisten a la escuela), en una parroquia que se dice turística no hay cajero automático, no hay ambulancia, no hay sala de velaciones y claro, no hay un carro de bomberos. (Los chicos de bomberos Canoa esa noche tuvieron que cruzar en motos y a pie los 500 metros promedio que hay entre la estación y la playa…

La iniciativa del Dr. Ricardo Bermúdez Antón, Médico con un Magister en Emergencias por la Universidad Estatal de Guayaquil, que ayudó a armar el proyecto de bomberos para Canoa y el Primer Comandante del Cuerpo de Bomberos, Sr. Franklin Bermúdez Macay que durante varios meses recogieron con la ayuda de muchos habitantes de la localidad y algunos dirigentes de varios gremios las firmas necesarias para dar el primer paso y exigir la ordenanza, dio sus frutos, pero falta mucho por hacer.

Muchas promesas quedaron incumplidas: No hay un presupuesto digno para bomberos, no existe el terreno, el edificio, la moto bomba, la camioneta, la ambulancia. Nunca llegaron los sueldos prometidos por la Alcaldesa Rossana Cevallos hace un año para 6 bomberos voluntarios de Canoa.

Sería interesante preguntarle al tesorero de dicho municipio (la calle lo contó, el tesorero es un Ingeniero veterinario que nunca ha ejercido su profesión), preguntarle a planificación ¿por qué este 2019 San Andrés de Canoa para bomberos tiene 0 dólares? ¿En qué se gastan esos impuestos? En un futuro inmediato, ojalá los nuevos concejales y vocales del GAD parroquial y Municipal tramiten lo que otros por más de 200 años no han hecho.

El terremoto del 16 Abril del 2016 ya dejó muertos, huérfanos, familias destruidas y solo una comunidad organizada, con gremios comprometidos podrán exigir a sus autoridades lo que les corresponde…..

En deuda han quedado el Ministerio de la Política, el Ministerio de Gestión de Riesgos, La Prefectura, La Gobernación y los GADs Municipales y de la Parroquia.