Raíces: Mi experiencia vivida en España me llevó a encontrarme con la gente de mi generación (1977) que le tocó salir del Ecuador.

La Familia Chuquitarco, como tantas otras familias ecuatorianas, llegaron a España finales de los años noventa. A su primero hijo lo trajeron a Madrid de 8 años, una vez que lograron regularizar su situación migratoria. El hijo mayor no tiene recuerdos de sus amigos de escuela o de cómo era su ciudad de origen antes de venir a Europa, su vida social la hizo en Madrid . El segundo niño nació aquí en España.

Un niño de descendencia ecuatoriano-francesa juega y corre solo por las tranquilas y solariegas calles de su pueblo en Nimes-Francia. El concepto de familia en el Ecuador es de una institución con raíces, respetada, muy unida y gregaria. La antigua idea de familia ecuatoriana numerosa y grande se ha visto confrontada con los modelos europeos de familia, pasando a ser hoy en día más común en las familias latinas, tener uno o dos hijos y en algunos casos no tenerlos…

Un niño de descendencia ecuatoriano francesa juega y corre solo por las tranquilas y solariegas calles de su pueblo en Nimes-Francia.

Una madre ecuatoriana juega con su hijo a la pelota, en las estrechas callejuelas de su pueblo cerca de Nimes Francia mientras ella vislumbra el futuro que le aguarda a su familia en esta, una Europa álgida por los nuevos y gélidos vientos que soplan en un continente que ha empezado a cuestionarse el futuro de la misma EU. “Pero hay que seguir viviendo y hacer el papel de padres, reír, llorar y seguir jugando con los crios…” su hijo ahora europeo tendrán que abrirse paso en el nuevo país que les toco nacer.

Ana, oriunda de la provincia de los Ríos, Ecuador inmigro a España a finales de los años 90. Tiene dos hijos con su primer matrimonio y un último con su actual pareja. Todos ellos nacidos en España. Viven en Getafe, ciudad en las cercanías de Madrid. Los chicos no conocen el país de su madre y tienen pocas referencias de el….

Tres niños españoles de madre ecuatoriAna esperan en el salón de su casa a la llegada de su madre. Ana, oriunda de la provincia de los Ríos, Ecuador inmigro a España a finales de los años 90. Tuvo dos hijos con su primer matrimonio y un último con su actual pareja. Viven en Getafe, ciudad en las cercanías de Madrid….

Stevenson, se entretiene con la televisión mientras espera la llegada de su madre Ana, oriunda de la provincia de Los Ríos Ecuador, inmigro a España a finales de los años 90. Tuvo dos hijos con su primer matrimonio y un último con su actual pareja.

Ensayo de fin del curso de Fotoperiodismo, en el EFTI

Si estás emigrando o tratando de hacerlo, seguramente habrán aparecido en tu vida aquellas dudas y temores producto de emprender tan valiente y arriesgada aventura, de echar raíces en otro sitio. Haz empezado a ver que continuar tu vida en un nuevo entorno no siempre es un cuento de hadas. Hay muchos obstáculos en el camino hacia tus metas y por eso necesitas constantemente impulsos motivadores que te empujen hacia delante, y en otros casos la simple necesidad de supervivencia hará su papel.

Esta historia no es ajena a mí. Mi propia familia viene de migrantes en mi país. Mis hermanos han emigrado a otras latitudes por razones personales. Dos décadas han pasado desde que el gran movimiento migratorio de la comunidad ecuatoriana de finales de los años noventa, decidiera su futuro en Europa y particularmente en España, dónde han afincado raíces. Existen miles de ecuatorianos que tienen familiares o conocen a alguien que emigró a España, como producto de la crisis económica local de finales del siglo pasado.

Ana, divide su tiempo entre la crianza de sus hijos y el trabajo. Los chicos no conocen el país de su madre y tienen pocas referencias de el….no existen rasgos culturales o símbolos en ellos que indiquen algún sentido de arraigo o deseos de estos niños de volver al Ecuador o al menos visitar el país de su madre en el mediano plazo. Sus vidas están aquí en España, sus amigos, su escuela, su casa, su familia.

Ana, oriunda de la provincia de los Ríos, Ecuador inmigro a España a finales de los años 90. Tiene dos hijas con su primer matrimonio y un hijo con su actual pareja. Todos ellos nacidos en España. Ella vive en Getafe, ciudad en las cercanías de Madrid, trabaja como encargada de un bar-restaurante por la tarde y noche.

Eli da el biberón a su recién nacida ayudada por su madre. Hace casi 20 años sus padres inmigraron a España, tuvieron aquí dos hijas. Eli es una de ellas quien ahora es madre de Nayra, ella es la segunda generación de hijos de inmigrantes ecuatorianos nacidos en España. Eli fue la primera también de su familia en obtener un titulo universitario.

Nicolas y Grace inmigraron a España hace casi 20 años, tuvieron aquí dos hijas. Eli es una de ellas y ahora es madre de Nayra, la segunda generación de hijos de inmigrantes ecuatorianos nacidos en España. Eli fue la primera también de su familia en obtener un titulo universitario.

Reunión familiar de duelo en casa de inmigrantes ecuatorianos en Madrid. Max intenta consolar el llanto de un miembro de su familia ante la repentina muerte de su tío Pablo-inmigrante quiteño que vino a España hace 18 años. Deja un vacío enorme en sus hijos y familia residentes en este país.

Un divino niño, una orquídea, la urna con las cenizas del fallecido y una vela encendida, celebran el último adiós de un ser querido ante su familia presentes con un altar improvisado en la mesa de un hogar de inmigrantes ecuatorianos en Madrid.
La repentina muerte de Pablo-inmigrante quiteño- que vivió en España 18 años dejo un vacío enorme en sus hijos y familia.

Reunión familiar de duelo en casa de inmigrantes ecuatorianos en Madrid, miran con tristeza la urna con las cenizas de su ser querido antes de darle el último adiós.

Hijos de inmigrantes ecuatorianos en Madrid celebran una reunión familiar de duelo en casa de familiares para dar el ultimo adiós a su ser querido, antes de que sus cenizas sean repatriadas al Ecuador.

Mi experiencia vivida en España me llevó a encontrarme con la gente de mi generación (1977) que le tocó salir del Ecuador. Las historias fueron variadas pero comunes de alguna manera. Encontré en ellos sosiego y relativa calma, un suspiro de alivio marca todas las dificultades por las que tuvieron que pasar: “si, lo logramos, sufrimos, pero estamos bien..” y en realidad ya no se trata de ellos sino de sus hijos. Muchos echaron raíces en España, y quise explorar el tema de identidad, arraigo, cultura y tradición en esta nueva comunidad en España que no existía, los hispano ecuatorianos. Niños y adolescentes que, o bien nacieron en Ecuador y llegaron a España con pocos años de edad o nacen en este país y que en cualquier caso pasan su infancia y juventud en Europa. Que tienen asimilada la cultura española y se sienten primordialmente españoles –incluso su acento castellano es inconfundible-, pocos son los rasgos culturales de nuestra tan intrínseca “ecuatorianidad” que queda en ellos.

Este ensayo es una búsqueda personal a estas inquietudes. Siento que una parte de mi generación se fue para siempre, pero su descendencia también. En este tiempo descubrí que el dolor de la pérdida de un ser querido no es ajeno a ninguna familia y que algunas tradiciones familiares propias todavía se siguen pasando de generación en generación. Que la ausencia y soledad siguen vigentes. Que los sueños son esperanzas. Que la inocencia es el tesoro más grande que un niño puede tener y que no conoce de prejuicios. Estos chicos saben que sus padres, a pesar de haber venido de tan lejos, algún día querrán volver al país donde nacieron, más ellos no…, Y sin embargo, paradójicamente, siempre habrá en cada hogar (en el nuevo destino), un pequeño rincón o símbolo que guarde en la memoria, el distante hogar de sus padres y abuelos.

La adoración y veneración de la figura del “divino niño, o niño viajero” en este caso vestido de torero y envestido con el tricolor nacional son muestras de sincretismo de la tradición y cultura religiosa que se mantiene en estos padres y abuelos que intentan seguir con este legado en la siguiente generación de su familia.

La “Eymi” juega solitaria en la apacible calle de su barrio y se distrae horas antes de prepararse para hacer su primera comunión. Emmy nació en Lorca, Provincia de Murcia. Algunas de las tradiciones ecuatorianas como hacer la primera comunión, celebrar los 15 y el bautizo siguen vigentes todavía en el imaginario de los padres ecuatorianos.

La mayoría de los hogares ecuatorianos en España, tratan de guardar ciertas memorias o recuerdos de su país. Una figura otavaleña y un piquero de patas azules ciertamente simbolizan al Ecuador, junto a la foto grupal de la escuela de la hija española-ecuatoriana y el retrato familiar de un momento de vacaciones.

La “Eymi” juega solitaria en la apacible calle de su barrio y se distrae horas antes de prepararse para hacer su primera comunión.

Retrato familiar de La “Eymi” y su familia momentos antes de hacer su primera comunión, posando junto a su padre, madre, hermano y la madrina. Su vestido blanco es especial y el más bonito del mundo para ella.  Algunas de las tradiciones ecuatorianas como hacer la primera comunión, celebrar los 15 y el bautizo siguen vigentes todavía en el imaginario de los padres ecuatorianos residentes en Europa.

La “Eymi” posa y se prepara para hacer su primera comunión. Su vestido blanco es especial y el mas bonito del mundo para ella.

La “Eymi” posa y se prepara para hacer su primera comunión. Su vestido blanco es especial y el mas bonito del mundo para ella.

Papel picado dejado sobre el suelo, tras celebrarse un mitin politico cultural con los residentes ecuatorianos en Murcia. Según datos oficiales alrededor de 500.000 ecuatorianos se establecieron en suelo español entre los años 2000 y 2005, en busca de días mejores para sus familias. La marcada crisis económica del 2008 en toda Europa y particularmente en España produjo un nuevo éxodo de esta comunidad hacia otras latitudes como Italia, USA y el eventual retorno al Ecuador. Actualmente según los números del INE-Instituto de Estadísticas Español- hasta el año 2016 permanecían en España cerca de 150.000 ecuatorianos.