Franklin Jácome, nos cuenta gráficamente, que  una vez al año, los grises y silenciosos cementerios se llenan de colores y de ruido. El día de los muertos es una celebración extendida en América Latina en la que se recuerda a aquellos que partieron a una mejor vida, según la creencia adoptada por el catolicismo. En Ecuador las tradiciones incluyen la visita de familiares y amigos en el cementerio con ofrendas y flores. Lo más especial es la preparación de la colada morada y las guaguas de pan.

Estas comidas no solo son para los vivos, sino también son ofrendas para los muertos que pueden disfrutarlas en la otra vida. Probablemente relacionada con la práctica ancestral de enterrar a las personas con sus pertenencias para que puedan servirse de ellas donde vayan. Una vez al año entendemos que si algo nos dejan los muertos es el recuerdo, y honrar ese recuerdo los mantiene presentes de alguna forma. Pero si de todas formas hemos de sucumbir al olvido, nuestros muertos nos recuerdan que no debemos merecerlo.

Dia de los muertos

Fotografía: Franklin Jácome / PRESSOUTH

Día de los muertos

Fotografía: Franklin Jácome / PRESSOUTH

Día de los muertos

Fotografía: Franklin Jácome / PRESSOUTH

Día de los muertos

Fotografía: Franklin Jácome / PRESSOUTH

Día de los muertos

Fotografía: Franklin Jácome / PRESSOUTH

Día de los muertos

Fotografía: Franklin Jácome / PRESSOUTH

Día de los muertos

Fotografía: Franklin Jácome / PRESSOUTH