Los carnavales del sur del Ecuador, que son únicos, en especial los de la Provincia de Bolívar con su capital Guaranda y sus pintorescas parroquias como Santiago de Bolívar donde con comparsas y corsos, hacen honor al famoso carnaval bolivarense.  Fotografía y Texto Juan Pablo Verdesoto

JUGAR CON AGUA Y ALGO MAS…

Dos elementos son determinantes en esta fiesta: el agua y los polvos (harina, talco, anilinas de colores o tierra hecha lodo…para los más carnavaleros.), todo vale al momento de “jugar carnaval” además de usar “espuma de carnaval” y papel picado. 

De balcón a balcón, de casa a casa, lanzando bombas (globos llenos de agua), baldes de agua, mangueras de jardín, chisguetes, pistolas de agua etc. Será una batalla amistosa y se jugara entre propios y extraños, las licencias para mojar a la gente a discreción están dadas mientras dura el carnaval. 

Agua y más agua, y si el cielo coopera, también lloverá (como generalmente pasa en esta época del año en los Andes) y se unirá al juego por todo lado.

CONQUISTAR A TU PAREJA Y LA FIESTA

“Manda a decir el Efraín que le espera en la esquina para jugar”.

Empieza el juego, la fiesta y el coqueteo. Se empaparán hasta cuando caiga el sol, luego se tomarán un “pájaro azul” (la bebida alcohólica de la zona, hecha de caña de azúcar, aguardiente, macerado y marinado con frutas tropicales, adopta una coloración azul) tomarse más de una copa seguramente los hará volar… y entre risas, anécdotas, coplas, baile, y guitarra, una vez más todos secos estarán.

Los desfiles con carros alegóricos, disfraces, coreografías (locales e internacionales), bailes, música, familia, amigos, comunidades, reinas, y extranjeros, todos juntos; solo agregan más color y vigor a la fiesta.

LA COMIDA MERECE UN PUNTO APARTE…

El cerdo horneado con mote (maíz cocido), chigüiles (una especie de tamal hecho con harina de maíz, envuelto en hojas de maíz) con café para el frío, ¡Todo un festín para disfrutar! No hay familia que, y sus huéspedes que no prueben en esta semana estos platillos, se ha ahorrado y engordado al cerdito todo el año…

Así es el carnaval, “todo el mundo se levanta a la voz del carnaval”, reza el famoso estribillo de las coplas de las tradicionales canciones de esta región. La larga espera de todo el año ha terminado, más vale disfrutar el carnaval porque, así como ha llegado se irá…y como en cada copla que se canta al final dice: ¡qué bonito es carnaval!